El año pasado abrimos un nuevo concurso para la apertura en el 2011 de la colección “Estudios de Género” la ganadora de dicha convocatoria fue Esther Pineda, socióloga venezolana, con su libro “Roles de Género y Feminismo” editado por Acercándonos Ediciones en el marco de la 37º Feria del Libro de Buenos Aires.

La siguiente es una pequeña entrevista que hemos tenido con la autora.

 

– ¿Por qué el libro? 

El libro nace principalmente, motivado por la experiencia cotidiana, personal y social, en los diferentes y múltiples espacios relacionales, la familia, la universidad, el trabajo; fue un momento de quiebre darme cuenta que todos y todas tenemos unas actividades sociales específicas, pero además asignadas arbitrariamente, porque nadie nos preguntó a mujeres u hombres si eso que se nos asignó, (por ejemplo a la mujer el hogar y al hombre la guerra) es lo que queríamos hacer.

Lo impresionante es que es algo tan cotidiano, y en consecuencia asumido de forma tan natural, que no preguntamos por qué las cosas son así. Ese fue el momento de quiebre, cuestionar por qué el espacio de las mujeres es la cocina y el de los hombres una oficina, por qué una niña lava los platos mientras sus hermanos varones ven la televisión ¿Cuando se originó ésta organización desigual? ¿A través de que procesos? ¿Por medio de qué ideologías? Y fundamentalmente, por qué esto persiste aún en la actualidad.

Estas interrogantes me llevaron a una investigación formal y exhaustiva desde la sociología, frente a la necesidad de dar algunas respuestas, pero más que todo como un medio para promover el cuestionamiento. Quien lo lea de seguro ya se ha planteado en algún momento de su vida éstas interrogantes, y surgirán otras a lo largo de la lectura.

El texto tiene la intención de compartir, compartir la experiencia, la reflexión, democratizar la teoría; ponerla al alcance de las mujeres que son las más afectadas por éste sistema de inequidad; pero también el libro está dirigido a los hombres, para acercarlos a la comprensión de la existencia de esos roles arbitrarios que los oprime, al imposibilitar su desenvolvimiento en otros escenarios socio-culturales.

– Quizás muchos que lean ésta nota conozcan poco sobre los roles de género y sexismo, ¿podrías explicar un poco el tema?

Principalmente el texto quiere hacer visible el hecho de que esos roles tradicionalmente diferenciados, “estas cosas las hacen las mujeres, porque son débiles, delicadas, indefensas” y “estas otras actividades pertenecen a los hombres porque son fuertes, dinámicos”, no son naturales; los roles asignados a los géneros, son artificiales, son construidos en la sociedad a lo largo de la historia por el poder dominante, este poder dominante es el patriarcado.

El patriarcado se niega a perder su sistema de privilegios, (riqueza, poder, conocimiento y prestigio), adquiridos a través de la expropiación y explotación, para mantenerlos ha creado una serie de dispositivos de discriminación y exclusión de la mujer, entre ellos el sexismo, del cual se derivan diferentes prácticas sociales a través de las cuales se va a desfavorecer a las mujeres en lo político, lo económico, lo religioso, lo bélico, lo educativo, lo familiar, entre otros.

Se preguntaran entonces ¿Por qué la investigación hace énfasis en el ámbito familiar estando presente otros ámbitos donde la mujer es infravalorada y excluida? El interés fue colocado en la institución familiar porque es el escenario de socialización primaria, allí es donde aprendemos las primeras cosas, las primeras costumbres, pautas y normas de la sociedad, nuestro primer contacto con el mundo, la familia es la primera responsable de lo que somos, los demás agentes socializadores, iglesia, escuela, medios de comunicación, etc., pasaran a ser reforzadores, los cuales apoyan y legitiman eso que ya la familia nos ha dicho que debemos ser, en este caso como deben ser hombres y mujeres, y que se espera de nosotros y nosotras.

Familia que a su vez es producto de una serie de relaciones políticas, económicas y culturales que la han moldeado, según el momento histórico, el poder dominante y los intereses en juego.

-¿Cuáles son los elementos más polémicos del libro?

Creo que el texto en su totalidad es polémico al cuestionar el orden tradicional, además de ello a lo largo del libro se hará visible una demanda de modificación de esas dinámicas desiguales aún persistentes entre hombres y mujeres; sin embargo, entre los momentos de mayor impacto pueden ser considerados: El cuestionamiento del carácter natural y universal de la heterosexualidad, la crítica sobre el amor romántico y el instinto maternal como formaciones ideológicas que intentan mantener la supeditación de la mujer, como así mismo, el anuncio del progresivo proceso degenerativo de la institución familiar nuclear (madre, padre, hijos e hijas) la pérdida de sus funciones, y el reconocimiento de nuevas formas familiares emergentes.

– ¿Cómo se vive en tu país la temática del género? 

En Venezuela el tema de los roles de género es muy importante porque somos aún un país inscrito en una lógica cultural muy patriarcal, se mantienen valoraciones diferenciadas para hombres y mujeres, seguimos siendo educadas para ejercer el rol de madres y esposas, para el hogar, mientras a los hombres se les sigue formando para lo externo, la calle, la violencia; en mi país la corresponsabilidad en la institución familiar continúa siendo percibida como signo del debilitamiento de la masculinidad.

Sin embargo, éstas ideas sobre lo femenino y lo masculino enquistadas en nuestras sociedad, entran en choque con las prácticas cotidianas; en las comunidades, principalmente populares, la institución familiar es de carácter matricentrada, es decir, que giran en torno a la mujer, la madre, en ausencia o presencia del varón, es ella quién se ocupa de los roles domésticos, el cuidado de la familia, salud, alimentación, (lo que se espera de las mujeres) pero a su vez es proveedora económica, como de igual forma ejerce y administra la autoridad y las sanciones (rol adjudicado históricamente a los hombres).

Pero fuera de la familia, pese a que las mujeres cada día más alcanzan altos índices académicos, profesionales, participación política, bélica, entre otros; su papel sigue sin ser protagónico, el prestigio, el poder, las riquezas y el conocimiento continúan estando en manos de los hombres.

– El Movimiento Cultural  Acercándonos ha realizado un concurso de la temática en la que tu trabajo fue seleccionado entre más de doscientos que han llegado, realmente queremos felicitarte.

-Me siento realmente halagada, por el hecho de que mi obra fuese escogida entre tantas otras que respondieron a la convocatoria de ésta nueva colección estudios de género, pero sobre todo estoy profundamente agradecida por la oportunidad de lanzar mi primer libro de la mano del Movimiento Cultural Acercándonos, principalmente por el carácter innovador de la editorial, la cual se perfila como crítica y reflexiva de los procesos sociales actuales.

Además de ello, el proceso de trabajo con Acercándonos fue muy satisfactorio en todas sus etapas, un equipo muy receptivo y muy respetuoso con mi trabajo, esperemos que las y los lectores disfruten de ésta experiencia colectiva.

Fuente:  Movimiento Cultural Acercándonos http://www.acercandonoscultura.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=179&Itemid=7

Anuncios